SLAN 2018: evento libre de conflictos de intereses

Avisos


Como en muchos países de América Latina, en México la obesidad sigue siendo uno de los principales problemas de salud entre la población. Uno de los factores que contribuyen a esta epidemia, de acuerdo con lo documentado por diversos expertos, lo constituye el consumo de alimentos con alto contenido de energía, grasa, sodio y azúcares, y poco aporte de nutrientes, características que definen a los alimentos ultra-procesados, cuya disponibilidad para el consumo de la población es cada vez mayor debido a las grandes campañas de publicidad y mercadotecnia que utiliza la industria alimentaria para promoverlos y posicionarlos entre los principales alimentos consumidos por las personas, lo que ocasiona una ingesta excesiva de energía y, con ello, la aparición del sobrepeso y la obesidad.


Por lo anterior, los profesionales de la salud deben promover el consumo de alimentos no procesados. Sobre todo, en un país como México, el cual, pese a contar con cuantiosos recursos naturales, así como con una gran disponibilidad y variedad de frutas y verduras, sigue presentando niveles bajos en el consumo de estos grupos de alimentos.


De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de frutas y verduras debería ser de 400 g diarios para prevenir enfermedades crónicas como cardiopatías, cáncer, diabetes, obesidad y mitigar carencias de micronutrientes. El consumo suficiente de frutas y verduras, de acuerdo con la misma OMS, podría salvar hasta 1,7 millones de vidas cada año. Por el contrario, la ingesta insuficiente de estos grupos de alimentos constituye uno de los 10 principales factores de riesgo de mortalidad a nivel mundial.


En congruencia con el propósito de fomentar del consumo de alimentos saludables y cumplir con el objetivo que se planteó para el Congreso SLAN 2018, de ser un evento de nutrición libre de conflicto de intereses, nos acercamos a la Unión de Comerciantes del Mercado de Abastos de Guadalajara, quienes mostraron una postura noble y comprometida, donando al SLAN 2018 la fruta de temporada que se consumirá durante los días del congreso. Esta es una muestra de cómo diferentes sectores, en este caso profesionales de la salud y comerciantes, pueden fortalecer juntos la promoción del consumo de alimentos sanos y naturales.