Aarón Lechtig

Aarón Lechtig

Con profunda tristeza nos hemos enterado de la partida de Aarón Lechtig, gran amigo y compañero en el INCAP (Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá). Sin dejar de reconocer una vida entera de vocación de servicio y notable contribución profesional, desde muchas instituciones en muchos países de todo el mundo, en particular con UNICEF, queremos concentrarnos en la relación que establecimos con Aarón cuando trabajó en Guatemala, en la División de Desarrollo Humano del INCAP, en los años 1968-77, formando parte de la familia INCAPense.

Aarón llegó a Guatemala de su natal Perú a fines de la década de 1960, en un programa de intercambio del INCAP con instituciones latinoamericanas y, en su caso, con la Universidad Nacional de Trujillo donde era docente de Bioquímica. La que inicialmente fue concebida como una estadía de corto plazo se extendió por casi diez años, por una parte, porque Aarón encontró en el INCAP un medio propicio para desarrollarse como científico, técnico y profesional de la nutrición humana y, por la otra, porque las autoridades del INCAP reconocieron su talento, su capacidad y su liderazgo en esas materias.

De líder universitario a médico docente e investigador, Aarón fue apasionado en todo lo que hizo. Tenía gran entusiasmo por conocer, aprender y aportar su conocimiento a la solución de problemas de nutrición y salud que afectaban a la población, primeramente a grupos específicos y posteriormente a la humanidad. Fue un trabajador incansable, sin límites de horario, hasta lograr sus metas. Era capaz de aparecerse en el campo de madrugada para llevar equipo o recoger muestras de una investigación. Su producción científica —expresada en publicaciones de alta calidad y presentaciones en congresos, seminarios y foros de alto nivel de decisión política— fue prolífica tanto en la década en que laboró en el INCAP como en el resto de su carrera.

Muchos de nosotros también recibimos el apoyo de Aarón en nuestra formación y desarrollo profesional. Él se encargó de identificar a jóvenes con potencial de investigadores y fue para ellos un reconocido tutor, un asesor, un guía, que los animó a seguir sus sueños de superación académica y lograr sus metas. Su compromiso con la docencia, acompañado de la motivación e intercambio con sus estudiantes, siempre fue emulado por sus colegas y agradecido por sus discípulos.

La concentración y entusiasmo de Aarón en cuestiones científico-técnicas iba de la mano, en todo momento, con un gran sentido del humor, optimismo y alegría de vivir. Aarón tuvo muchas amistades y mantuvo buenas relaciones con múltiples personas, notoriamente con los jóvenes. En el tiempo que estuvo en INCAP su relación con la familia —con Rosi y sus hijos— era fundamental y siempre tuvo para ellos expresiones de inmenso amor. Su familia en pleno lo apoyaba. Muchas veces se les vio el fin de semana haciendo un picnic en los jardines del instituto mientras él tomaba un descanso esperando los análisis de la computadora. La misma dedicación y amor reflejados en sus seres queridos, puso siempre Aarón en su trabajo y en su contribución al bienestar de la humanidad.

 

Por: Dres. Hernán Delgado, Reynaldo Martorell y Rafael Flores



Dr. Héctor

Dr. Héctor Araya López.

Estimados colegas:

Tenemos el triste deber de comunicar a la comunidad de nutriciósn en Chile y América Latina, la partida de uno de los miembros más emblemáticos del Departamento de Nutrición de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, el Dr Héctor Araya López.

Integrante de nuestro Departamento desde su creación en 1969, referente nacional e internacional en sus campos de investigación, ex becado UNU en el INCAP Guatemala, ex presidente de la Sociedad Chilena de Nutrición, activo miembro de SLAN, carismático profesor de tantos y por sobre todo, un amigo entrañable, poseedor de un humor particular y de una gran calidad humana.

Su deceso, ocurrido el sábado 26 de marzo de 2016, golpea duramente a nuestra unidad académica y a quienes compartimos con él largos años en este camino de la investigación y desarrollo de la nutrición y alimentación. Descanse en paz.

Departamento de Nutrición
Facultad de Medicina de la Universidad de Chile



Ernesto Pollit

Dr. Ernesto Pollitt.

Estimados miembros de la SLAN:

Les comparto con pesar la triste noticia de la muerte de Ernesto Pollitt, uno de los investigadores latinoamericanos más notables en el campo de la nutrición y su relación con el desarrollo neuroconductual. Ernesto era un hombre con una aguda inteligencia, una perspicaz capacidad crítica, una amplia cultura, gustos refinados y de un gran corazón.

Tuve el privilegio de trabajar con Ernesto y conocerlo de cerca en el proyecto longitudinal del oriente de Guatemala, dirigido por Reynaldo Martorell. Aprendí mucho de Ernesto, leí varios de sus trabajos y me enteré de sus grandes contribuciones y aportes al conocimiento, gocé de su aguda inteligencia y mente brillante. Fuimos coautores (aunque yo era en realidad su aprendiz) de varios trabajos en los que Ernesto desplegaba ideas innovadoras y creativas y de los que aprendí mucho. Compartí con él nuestro gusto mutuo por la buena cocina y el vino, y sobre todo nuestra pasión por la literatura latinoamericana contemporánea. Hablamos largas horas sobre la obra de Hector Aguilar Camín, de algunos de los personajes de sus libros a quienes conocí en la vida real y sobre otros autores. Frecuentemente intercambiábamos libros o recomendaciones sobre lecturas sugeridas.

En nuestra casa en Guatemala, Tere y yo pasamos veladas inolvidables con Ernesto y varios amigos, departiendo y cantando canciones latinoamericanas. Tuve el gusto de conocer y convivir con su esposa, Carmen, a quien estimo y admiro. La última vez que vi a Ernesto fue en una visita que hice a Lima, en la que me llevó a degustar la refinada cocina peruana que gozamos juntos.

La comunidad de investigadores y profesionales de la nutrición vamos a extrañar a Ernesto, a sus contribuciones y sus ideas innovadoras. En lo personal, voy a añorar mucho al amigo entrañable.

Dr. Juan Angel Rivera Dommarco
Presidente de la SLAN